Content feed Comments Feed

Dialogar con la dictadura sobre este tema debe ser un asunto bien engorroso, porque ningún país democrático puede compartir con el régimen la idea de lo que es “derecho” y mucho menos un “ser humano”

Roberta Jacobson y Martha Beatriz Roque (foto de Internet)

Roberta Jacobson y Martha Beatriz Roque (foto de Internet)

LA HABANA, Cuba. -Tanto los Estados Unidos de América, como la Unión Europea, quieren conversar con Cuba sobre derechos humanos, y el régimen de la Isla hace como que está dispuesto a abordar el tema, pero de forma bilateral, ya que también acusa a los EEUU de ser violador de estas potestades, sin pensar que los europeos se queden atrás.

Aunque el gobierno cubano reconoce que sus prácticas no son perfectas, no acepta ser el único que las viola. En particular aprovechan el hecho de que el Presidente de los Estados Unidos de América es negro, se refiere a la discriminación racial que se lleva a cabo en ese país por la policía, que mata a los que tienen ese color de piel.

Si bien es cierto que en otros países ocurren abusos circunstanciales, que no se pueden prever ni evitar, en Cuba, se convierten en el día a día, es parte de la política gubernamental; como si fuera poco, estas violaciones están recogidas en la Constitución y en otras leyes. Se puede decir sin temor a equivocarse que la Declaración Universal de los Derechos Humanos se infringe en sus 30 artículos.

Hay algunos que creen de que el régimen tiene voluntad política, que es la que no aparece por ningún lugar; como tampoco la voz del pueblo para defender sus derechos, para ser escuchado, porque durante estos 56 años de dictadura ha permanecido acallado.

Raúl Castro expresó que cada país tiene derecho a escoger el sistema político que quiera; pero Cuba no tiene esa potestad, ni siquiera a seleccionar a sus dirigentes. ¿Cómo saber el sistema político que quieren los cubanos, si no se lo permiten decidir? Sería importante que se le propusiera al régimen basado en lo que plantea el propio “Presidente”, la realización de un referéndum al respecto. Pero antes también se debería permitir explicar en qué consisten las libertades del capitalismo, porque durante todos los años de dictadura, tres generaciones de cubanos han vivido sin conocer estas libertades, solo con la propaganda negativa que sobre sus bondades se ha llevado a cabo.

En el caso de los Estados Unidos de América, se ha planteado que cada vez que se reúnan van a analizar dos tópicos, propuestos por cada parte. Quizás estaríamos otros 50 años más tratando de solo “revisar” en estas conversaciones las violaciones de los derechos humanos; pero eso no implicaría que haya progresos y se resuelvan las necesidades del pueblo.

Casi siempre los problemas se enfocan al hostigamiento y represión que recibe la oposición interna, lo que implica que se hable de libertades de expresión y asociación, y las detenciones arbitrarias. Pero si bien es cierto que ello atenta contra la posibilidad de desarrollo de movimientos pacíficos, también los disidentes viven conscientes de lo que puede sucederles una vez que se vuelvan personas contestatarias al régimen.

Sin embargo, el pueblo, que se ve ahogado por la propiedad estatal, que lo hace dependiente de la dictadura, no tiene en primer lugar ni derecho a la vida, porque cuando se analiza la forma en que se desarrolla la existencia de los cubanos, se transmite la falta de los medios indispensables para mantener un nivel aceptable de supervivencia y con la percepción constante de que se vive ahogado; sin derechos personales, civiles, políticos, económicos, sociales y culturales; considerando como un lastre las dificultades que se han acumulado con la moralidad, el orden público y el bienestar en general.

Las personas realizan estudios superiores y después no tienen garantizado dónde poder trabajar, por lo tanto no ven el futuro por ningún lugar, solo promesas. Durante años se habló de justicia social y un número considerable de ciudadanos ha perdido la ayuda económica que requiere su situación personal. El imprescindible techo para vivir y la posibilidad de participación en la vida social de su comunidad. Aquellos que con mucho sacrificio logran levantar cualquier estructura que se parezca a una casa, pasado algún tiempo son desalojados y demolidos sus esfuerzos, siendo lanzados a las calles. Libertad

Si bien es cierto que solucionar algunos de estos problemas requiere el desarrollo de políticas gubernamentales, que no aparecen por algún lugar; en ocasiones, se reconoce –por parte del régimen- la ética ciudadana perdida, pero no se avanza más allá. Hay que destinar recursos y deseos de utilizar alternativas que permitan mejorar los problemas de la sociedad, entre ellos la recuperación de ese conjunto de normas morales que rige la conducta humana. Si tan solo se hiciera una parte sería un gran alivio para los cubanos.

¿Por qué no hablar de estos problemas, si la propia dirección del país los reconoce? ¿Por qué no referirse a esta parte de la pérdida de valores que ha traído el sistema, que viene acompañada de la violación de los derechos de toda la sociedad?

¿Qué cubano se siente personalmente seguro en nuestro país? Cualquiera puede ir caminando por la calle y ser víctima de una detención arbitraria, de que se le incaute un bien que lleve consigo; que se le registre en medio de la vía pública; todo esto es algo que no ocurre solo a los disidentes.

¿Cuántos cubanos son perjudicados por un proceso judicial injusto? ¿Cuántos ciudadanos de nuestro país están presos por Peligrosidad Predelictiva, sin cometer siquiera un delito, ir a la cárcel y cumplir 4 años de privación de libertad? El solo hecho de modificar esta legislación sería de mucha ayuda para el pueblo, pues en las prisiones hay cientos de personas encarceladas sin haber perpetrado ningún crimen. Esto es producto de que no existe separación de poderes, todo lo relacionado con la justicia se subordina a las decisiones del Estado.

También los nacionales somos objetos de la invasión de nuestra vida privada, a través de las mal llamadas organizaciones de masa, en particular los Comités de Defensa de la Revolución (CDR). Después de tantos años podrían dejar de operar, ya que han ido perdiendo poco a poco sus funciones, este es un punto que puede ser objeto de conversación por parte de los países que se afanan por aliviar nuestros sufrimientos.

La correspondencia por Internet, las llamadas telefónicas, incluso el correo, son violados por el régimen y no permanecen como algo privado. El cubano no tiene ni siquiera derecho a vivir donde quiere, ni a moverse libremente por el país, sin ser luego deportado a su lugar de origen.

No se le reconoce la nacionalidad a los que adoptan otra. Para salir y entrar en el país no pueden hacerlo con el pasaporte extranjero; y sin embargo los que visitan Cuba, residentes en otros países, no tienen derecho a los hospitales y servicios como el resto de los cubanos, tienen que pagarlos como si fueran foráneos, en divisas.

Según plantea el Gobierno de Estados Unidos, para ellos es de gran importancia su relación con los grupos defensores de los derechos humanos en su país, incluyendo aquellos que son muy críticos con sus políticas. Y han explicado que cuando se comiencen las conversaciones alentarán a sus pares en la Isla a que vean los grupos independientes del mismo modo. Sin embargo, se ha sacado a Cuba de la lista de país patrocinadores del terrorismo internacional. No existe una lista de patrocinadores del terrorismo doméstico, algo que practica la dictadura en contra de toda la oposición interna a lo largo y ancho del archipiélago; porque en estos momentos lo único que estorba en sus relaciones con EEUU y Europa es la oposición, si logran deshacerse de ella, por cualquier forma, tendrán resueltos todos sus problemas de imagen.

La realización de un diálogo con la dictadura sobre Derechos Humanos, es un asunto bien engorroso, porque ningún país democrático puede compartir con el régimen la idea de lo que es “derecho” y mucho menos un “ser humano”. Es por eso que si pudiera haber algún cambio en este intento, solo dependería del régimen y de alguna que otra variable económica que quedara suelta en las relaciones con estas dos áreas geográficas; porque la intransigencia de por vida de los hermanos Castro con los derechos humanos, no tiene otro sentido que mantenerse violándolos.

derechos-humanos-cubaLa historia ha dejado claro que lo referente a los derechos fundamentales y las libertades públicas, es un tema de protección, indispensable para la sociedad, frente al poder del Estado. Se puede conversar sobre ello todo lo que quieran, cualquier pequeña mejoría sería muy bien recibida, pero solo el pueblo podrá hacerse valer ante el régimen que lo esclaviza, cuando despierte del letargo en que ha permanecido tantos años.

Por su parte la oposición tiene que ganarse el derecho a representar al pueblo, cuando los ciudadanos sean capaces de ver en ella los embajadores de los derechos humanos que les han sido quitados. No se encontrará el apoyo de las masas mientras se pida: ¡Libertad para los presos políticos!, se den gritos de ¡Abajo la Dictadura!, etc. Tales arengas no son del interés de la mayoría.

Si se pudieran ligar tres cosas, en poco tiempo se constataría la mejoría para nuestra nación: Obtener algunos resultados para el pueblo de las conversaciones del régimen con Estados Unidos de América y la Unión Europea sobre Derechos Humanos; un cambio de táctica por parte de la oposición interna, que permita que la sociedad nos vea como defensores de sus derechos; y un despertar del ciudadano cubano, acerca de sus garantías constitucionales, que pueda confrontar que no están expuestas allí en la primera Ley de la República, que de forma contradictoria solo se reflejan sus limitaciones.

Claro está, no sería lo óptimo, lo que todos quieren que es un cambio radical hacia la democracia, pero untar un poco de libertades en el tejido social, aliviaría por algún espacio de tiempo los dolores que padece.

Yuriet Pedroso González lleva 47 días en huelga de hambre, en el Hospital Provincial Arnaldo Milián Castro, de Santa Clara. Tiene 34 años de edad


Según se ha sabido a través de la disidente Mildred Agüero, quien pasó esta última noche en el hospital cuidando a Yuriet para que la madre pudiera ir a asearse y comer, el huelguista tiene el cuerpo agarrotado. Mildred dejó el lugar temprano en la mañana de hoy y de inmediato fue arrestada por la Seguridad del Estado, hasta las 11, a manos de un oficial de nombre Bruno. Éste le comunicó a ella que tenía terminantemente prohibido volver por el hospital.

LOS CD-R Y LA PARTICIPACIÓN CIUDADANA

domingo, 5 de abril de 2015

Los Comités de Defensa de la Revolución (CDR) tienen una estructura controlada por el Estado que, además de su labor social, ejercen la principal misión de vigilar y controlar la vida tanto pública como privada de las personas 



(foto tomada de Internet)

(foto tomada de Internet)

LA HABANA, Cuba. -Siempre que sale a colación el tema de la democracia y el régimen cubano, los altos dirigentes suelen decir que este es el país más democrático del mundo y la última versión es que “la democracia es interpretativa y cada país la entiende a su manera”.

Eso mismo sucede con la participación ciudadana, que conlleva la receptividad del gobierno, para escuchar lo que los ciudadanos les quieren transmitir para contribuir a mejorar la política y la gestión en los asuntos públicos; es oír a todo el que quiera implicarse en los problemas que afectan al pueblo, permitiéndole aportar puntos de vista, inquietudes y posibles soluciones.

Sin embargo, aunque el régimen hace gala de ello, el poder totalitario se impone ante el casi nulo poder del pueblo, por lo que ejercer la participación ciudadana se hace bien difícil en Cuba; evitando contribuir a ampliar la democracia participativa.

En la actualidad, en la sociedad democrática moderna, otra forma en que se manifiesta la participación ciudadana es a través de las ONGs, que en la mayoría de los casos pugnan por ciertos temas de carácter social y humanitario.

El régimen de forma general presta muy poca atención a la participación de los ciudadanos, no obstante a través de las “encuestas de opinión”, que hace de forma constante, conoce a la perfección lo que piensan, pero sin existir carácter interactivo.

Y es que, según plantea la Constitución de la República en su artículo 62, ninguna de las libertades reconocidas a los ciudadanos, puede ser ejercida contra lo establecido en la Constitución y las leyes, ni contra la existencia y fines del Estado socialista, ni contra la decisión del pueblo cubano de construir el socialismo y el comunismo.

Es por eso que para mantener un mayor control de la participación ciudadana, están las “mal llamadas” Organizaciones No Gubernamentales, a las que el régimen quiere se reconozcan como miembros de la sociedad civil, y que en el contexto oficial reciben el nombre de organizaciones de masa. Entre ellas sobresalen los Comités de Defensa de la Revolución (CDR).

Esta organización fue fundada por Fidel Castro el 28 de setiembre de 1960, en un acto público frente al hoy Museo de la Revolución, con el objetivo de desempeñar tareas de vigilancia colectiva frente a la injerencia externa y los actos de desestabilización del sistema político cubano.

Los CDR tienen una estructura controlada por el Estado que, además de su labor social, ejercen la principal misión de vigilar y controlar la vida tanto pública como privada de las personas y de todos los vecinos, desde un nivel muy cercano.

Auto de los CDR Dirección Nacional, chapa estatal (foto del autor)

Auto de los CDR Dirección Nacional, chapa estatal (foto del autor)

A pesar de considerarlos como una ONG, se puede ver de forma pública, que sus suministros provienen del gobierno, aunque recogen una cuota mensual por miembro de 25 centavos moneda nacional para el financiamiento. Por ejemplo los autos de la nomenclatura de los CDR –a todos los niveles- tienen el logotipo de la organización y la chapa estatal. Cuentan con un número considerable de edificaciones para mantener la estructura de provincia, municipio y zona. Si se decidiera eliminar al menos una de estas categorías organizativas, se podría solucionar la vivienda a algunas de las familias sin techo en el país.

Uno de los argumentos oficiales para considerar los CDR como fomentadores de la participación ciudadana en tareas de todos, es su intervención en las elecciones. Según el Artículo 68 de la Ley 72 (Ley Electoral), esta organización integra la Comisión de Candidatura, junto a otras supuestas ONGs, como son: la Central de Trabajadores de Cuba (que la preside), a Federación de Mujeres Cubanas, la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños, la Federación de Estudiantes de Enseñanza Media y la Federación de Estudiantes Universitarios.

Los CDR son los encargados de mantener actualizado el Libro Registro de Direcciones, que es un padrón oficial en el que deben inscribirse los ciudadanos cuando se mudan de un lugar para otro. En la mayoría de los casos está a cargo del libro el presidente o el responsable de vigilancia. Es difícil entender que un documento oficial que sirve –entre otras cosas- para elaborar las listas de electores, esté en manos de una organización no gubernamental y que incluso la Ley regule que los responsables de los Libros de Registro de Direcciones tienen que elaborar, dentro del término de los quince días siguientes a la publicación de la convocatoria a elecciones en la Gaceta Oficial de la República, una relación de los ciudadanos que siendo residentes en su demarcación, tengan, a su juicio, derecho al voto, de acuerdo con lo establecido.

Además los CDR son la fuente de información primaria para la “verificación” que se hace de las personas, por los centros de trabajo, la policía, la Seguridad del Estado, etc., lo que implica -de igual forma- una obligación con el Estado y un vínculo oficial.

Entre otras tareas tienen: la donación de sangre, la limpieza de calles en fechas señaladas, la recolección de materia prima, la participación en mítines de repudio contra aquellos que disienten del régimen y la constante vigilancia a los vecinos de la cuadra. En algunas zonas costeras deben apoyar la lucha y vigilancia contra posibles infiltraciones de paquetes de drogas por los mares que rodean la isla. Tienen metas que cumplir en el apoyo a las campañas movilizadoras para los desfiles y concentraciones en las Plazas de las diferentes provincias.

Bastaría ver un programa televisivo de factura oficial, por el Ministerio del Interior, de nombre Tras la Huella, donde muestran de forma pública que su principal fuente de información son los CDR.

Ubicación de la sede nacional de los CDR (foto del autor)

Ubicación de la sede nacional de los CDR (foto del autor)

Es posible que también consideren participación ciudadana, la tarea de nominar las personas –en reuniones del barrio- para que se les vendan televisores o se les asignen teléfonos. Han estado tan vinculados a las tareas estatales, que incluso cuando el éxodo del Mariel se les ordenó distribuir las casas que se quedaron vacías.

Los CDRs violan los derechos humanos, porque han estado involucrados en los “actos de repudio”, los cuales han incluido abuso, intimidación y en ocasiones, maltrato físico en contra de aquellos que sean estimados de “contra-revolucionarios”, o enemigos de la Revolución. Todavía en la mente de dos de las generaciones que han pasado por la dictadura, están presentes los sucesos del Mariel, en los que participaron activamente los CDR, acosando a familias completas, maltratándolas físicamente y de palabra, solo porque deseaban emigrar.

Aunque durante toda la existencia de esta organización, se pueden enumerar numerosos hechos que permiten afirmar que es “oficialista”, habría que destacar que los Coordinadores Nacionales de los CDR han sido miembros del Consejo de Estado en las VIII Legislaturas que se han tenido: Jorge Lezcano Pérez, Armando Acosta Cordero, Sixto Batista Santana, Juan Contino Aslán y Juan José Rabilero Fonseca; estuvieron representando esta “ONG”, hasta el 2013. De igual forma en su momento fueron miembros del Comité Central del Partido Comunista de Cuba.

Esta es la participación ciudadana de la cual irá a hablar la dictadura castrista en la VII Cumbre de Las Américas, a través de sus voceros oficiales.



Una tumba en entredichos

Por: Martha Beatriz Roque Cabello

Aunque se hacen muchos esfuerzos por mejorar la información que reciben los opositores en las provincias del interior del país, en algunas ocasiones resulta difícil que tengan conocimientos de todo lo que pasa y que estén al día de cada problema.

Esto es lo que les ha sucedido a un grupo de opositores en Manzanillo, Granma, que se han enterado tarde de unas declaraciones que los atañe y que también han causado su indignación.

Sin ánimos de ahondar en las dificultades existentes dentro de algunas organizaciones, e incluso con el exilio, y hasta de forma personal; los miembros de la Red Cubana de Comunicadores Comunitarios en esta localidad oriental, conocieron de las declaraciones a la prensa extranjera de Laura María Labrada Pollán, el pasado 19 de marzo, en las que dijo textualmente:

…”argumentando que nuestra bóveda familiar en Manzanillo no está en estado adecuado, pero lo que ella no sabe (refiriéndose a Berta Soler) es que las cenizas de mi madre ya no están hace mucho tiempo en Manzanillo, están en mi poder y bajo mi cuidado”…

Los comunicadores ante estas afirmaciones se sintieron muy mal, ya que se han ocupado de poner flores en la maltrecha tumba, de encenderle velas e incluso de limpiarla; por las condiciones de descuido en que se encuentra. También en varias ocasiones han sido arrestados por ir hasta allí, les han golpeado, quitadas cámaras y celulares, pasando por situaciones difíciles de hostigamiento; y de pronto se preguntan ¿a quién le poníamos las flores? ¿a quién le rendíamos tributo? ¿por qué no se nos informó que allí no estaban las cenizas?

Con todas estas dudas y cuestionamientos, el día 4 de abril -en horas tempranas de la mañana-se dirigieron al cementerio -para clarificar el testimonio dado por la hija de Laura- los periodistas: Maricel Escalona Rondón, Ramón Esteban Enamorados Santos, Xiomara Moncada Almaguer, Leonardo Cancio Santana Ponce y Tania de la Torre Montesinos.

Una vez allí pudieron confirmar lo siguiente: Las cenizas de la destacada líder de las Damas de Blanco Laura Inés Pollán Toledo, fueron depositadas el 16 de octubre de 2011 en la tumba que se encuentra en el cementerio localizada en la Zona Ñ, Hilera 14, No.393 y aparece la fecha de muerte el 14 de octubre de 2011. Hasta ese momento, nadie ha retirado las cenizas de dicho lugar, donde permanecen.

La información fue ofrecida a los miembros de la Red –basada en los registros oficialesmostradospor el funcionario de la necrópolis Yoandris Barrios Reyes, jefe de la zona donde radica la tumba con sus cenizas y Xiomara Morejón, técnica en Recursos Humanos, que está en funciones de directora, por estar de vacaciones su actual director.

Cuando iban de regreso a sus casas, fueron arrestados por policías con las chapas números: 21287, 21335 y 21337, Xiomara Moncada Almaguer y Ramón Esteban Enamorados Santos y conducidos a la Delegación del Ministerio del Interior. Allí se encontraba el jefe de la Seguridad del Estado en el municipio, de nombre Oscar.

Ramón fue multado con 60 pesos, al preguntar por qué le ponían la multa, la respuesta del policía actuante 7616057 fue: “Porque me da la gana”. El documento que le entregaron dice que fue multado por la disposición legal DL 141, artículo 1, inciso q y tiene número DV 574808. En el documento hay una nota que dice: “Pagar en el munisipio” escrita así con esa falta de ortografía.

Se indagó acerca del precepto legal por el que había sido multado y se pudo conocer que el Decreto Ley 141 de fecha 8 de setiembre de 1993, es referido al ejercicio del Trabajo por Cuenta Propia, y que en estos momentos está derogado, por lo que se le orientó a Enamorados Santos, acudir a la Unidad de la Policía Nacional Revolucionaria a hacer la reclamación.

Allí lo atendió el Oficial de Guardia con chapa No.21192 y le confirmó que esa multa era una barbaridad, que ese Decreto Ley estaba derogado. Le orientó hacerle una carta al Jefe de la Policía de Manzanillo para que le quitara la multa; algo al parecer innecesario, ya que de hecho el documento no procede.

Hay algunas preguntas que quedan sin responder en todo este intríngulis, entre ellas: ¿qué motivos podrían tener los funcionarios del cementerio para enseñar documentos confirmando que las cenizas están aún ahí? ¿Por qué la policía política se puso molesta y detuvo –por varias horas- a dos de los que fueron a indagar a la necrópolis y también multó a Ramón? 

¿Es que el régimen ha descalificado tanto a los opositores delante de sus fuerzas represivas, que un oficial de la policía es capaz de decir: “la multa es porque me da la gana”? ¿Es posible queademás se burle -de tal forma- que escriba en un documento oficial un Decreto que está derogado? ¿O se puede pensar que la oficialidad de los municipios del interior del país está rozando la imbecilidad?

Lo que sí está claro es: que si están o no están las cenizas de Laura en esa bóveda, el hecho de que en algún momento estuvieran, exige que el lugar sea considerado sacrosanto para la oposición y el exilio; por lo tanto debe estar cuidado y arreglado y no en las condiciones que se ha demostrado se encuentra; porque tal falta de atención no está a la altura de la mujer que fue Laura Pollán .

 

La Habana, 5 de abril de 2015.

UNA ALERTA ANTE LA DESESPERACIÓN

jueves, 26 de marzo de 2015

Por: Martha Beatriz Roque Cabello

Soy de las que piensan que el régimen cubano no está preparado para las renovaciones que se avecinan, no solo a partir de la decisión de restablecer relaciones diplomáticas con los Estados Unidos de América, pero también de lo que se derive de las conversaciones con la Unión Europea. 

Es por eso que en estos días en mi entorno personal he podido constatar algunas chapucerías por parte de la policía política, que me atrevo a enumerar, por la preocupación de algunos amigos de que se vayan a convertir en algo fatal.

En varias ocasiones, durante la visita a La Habana del Dr. Santiago Emilio Márquez Frías, comunicador de Manzanillo, Granma; cuando hemos regresado a la casa, nos ha sido muy difícil abrir la puerta del apartamento, porque la cerradura, al parecer ha sido manipulada; algo bien fácil de detectar, pues siempre se pudo abrir con facilidad.

Como vivo sola, en un edificio de 47 apartamentos y la Seguridad del Estado ha creado un medio hostil alrededor de mi persona con toda una serie de vecinos que me rodean. Incluso ha puesto un mural cuando se sube la escalera del edificio, con fotos e insultos de los que han salido en el periódico Granma; que incluyen a otros disidentes como Berta Soler y Guillermo Fariñas; no tendrían ningún inconveniente en regresar a mi casa y que cualquiera de estas personas se prestara a avisar si estoy llegando.

En una ocasión pude constatar objetos de uso personal dentro de mi escaparate, que no acostumbro a dejar regados. Pero al parecer lo que han estado buscando no lo han encontrado. 

El pasado martes 24, cuando regresaba a la casa con María Cristina Labrada Varona, una comunicadora de la Red, se percató que la cafetera no tenía la cantidad de café colado que había dejado, pues es transparente y precisamente antes de ir a salir, fue ella la que lo hizo. Lo que quiere decir que han manipulado mis alimentos.

El miércoles una persona con la que tengo relaciones por la Iglesia, me llamó la atención de un par de zapatos que estaban puestos en la zapatera de forma diferente a como ella los había dejado el día anterior. Cuando fui a comprobar todos los zapatos habían sido removidos y colocados de una forma que no acostumbro.

Otra comunicadora nombrada Maritza Concepción Sarmientos, el pasado 20 de marzo cuando entró en mi casa me preguntó: “¿Y ahora, qué hiciste?” Me quedé  anonada, porque no tenía idea de lo que estaba hablando. Ella me explicó que cuando tocó a mi puerta 4 oficiales de la Seguridad del Estado, salían del apartamento de al lado, muy pegado al mío, pared con pared.

Enseguida reaccioné, porque acababa de asomarme al balcón para ver irse de mi casa un diplomático que había estado de visita.

Al parecer “los muchachitos” de la policía política están nerviosos por algo, o preocupados, en la mejor de las intenciones; pero amigos cercanos a mí, se aterrorizan de que vayan a querer asesinarme.

Para nadie es una paranoia, porque hay hechos recientes, que no han podido aclararse aún en los que están implicados opositores que han muerto y hay motivos para pensar que ha estado presente la mano oscura de la Seguridad del Estado.

Lo que sí hay que destacar que los oficiales jóvenes que no tienen la escuela de la KGB soviética, están siendo bastante chapuceros, quizás por un estado de desesperación producido por la posibilidad de la pérdida de sus trabajos y también de sus prebendas. Esto se puede apreciar incluso en la forma tan descuidada a la que están llevando a los agentes, a hacerse prácticamente públicos, a partir de insultos, chismes e intolerancia. 

Al hacer esta nota, he cumplido con los amigos que están preocupados, porque oír es muy importante para todo el que esté en la oposición.

 

La Habana, 26 de marzo de 2015. 

 

Diez de los miembros del Grupo de los 75, a los que no se les permite salir de Cuba, están haciendo gestiones para poder participar en el evento CVC (Comunicación Virtual de la Cumbre)

LA HABANA, Cuba. -Diez de los miembros del Grupo de los 75, a los que no se nos permite viajar, estamos haciendo gestiones para poder participar a través de una videoconferencia, en el evento CVC (Comunicación Virtual de la Cumbre), que se llevará a efecto durante el desarrollo de la próxima VII Cumbre de las Américas, del 8 al 10 de abril en Panamá.

Los implicados somos Ángel Juan Moya, Arnaldo Ramos, Eduardo Díaz, Félix Navarro, Héctor Maseda, Iván Hernández, Jorge Olivera, José Daniel Ferrer, Librado Linares y Martha Beatriz Roque. Es importante aclarar que el Dr. Oscar Elías Biscet, que completaría los 11 miembros del grupo que quedamos en el país, fue invitado a unirse a la actividad, pero explicó que para esa fecha tenía otros compromisos.

Todos los disidentes que aspiramos a participar en esta comunicación virtual, hemos priorizado esta acción con el fin de que pueda ser oída nuestra voz desde Cuba, ya que a pesar que los organizadores de la Cumbre han invitado a la sociedad civil, estamos imposibilitados de asistir.

La Cumbre, que se efectuará 10 y 11 de abril en un centro de convenciones de la capital panameña, es un mecanismo creado en 1994 en el marco de la OEA que se convirtió en la máxima instancia de diálogo político interamericano, pero la cita en Panamá tendrá la peculiaridad de que será la primera vez que participará Cuba. Asimismo, será la primera vez en que los mandatarios de Estados Unidos y Cuba coincidirán dentro de un mismo encuentro político interamericano o mundial desde el triunfo de la revolución cubana en 1959.



democraciaLA HABANA, Cuba. -Uno de los ocho aspectos que se tratará en el Foro de la Sociedad Civil, en la VII Cumbre de las Américas, es la gobernabilidad democrática. Allí estarán los representantes del régimen cubano, que dicen ser miembros de Organizaciones No Gubernamentales, exponiendo los “logros” de Cuba en esta materia.

El concepto de gobernabilidad democrática es muy amplio y a la vez interpretativo, aunque hay que reconocer que crece –de manera constante- el número de países que se esfuerzan por establecer la gobernabilidad en un contexto democrático, lo que constituye un verdadero desafío.

Los países encaminados en estas ideas, deben mejorar y fortalecer sus sistemas electorales y legislativos, el acceso a la justicia y la administración pública y aumentar su capacidad para que los necesitados puedan acceder a los servicios básicos.

En el mundo no existe un sistema democrático perfecto y menos alguno que sea capaz de proporcionar satisfacción social y política plena.

Es por eso que la Cumbre se ocupa de que sus participantes puedan intercambiar y enriquecer las experiencias democráticas, a partir de un proceso internacional de consolidación histórica, que se ha venido desarrollando durante muchos años, por lo que ya se ha convertido en algo con trascendencia y perspectiva intergeneracional.

Entonces se puede afirmar que la esencia de la gobernabilidad democrática supone la participación del pueblo en el nombramiento de sus representantes, con el fin que cumplan con las facultades y funciones primordiales del Estado, que están vinculadas con el ejercicio de los poderes ejecutivo, legislativo y judicial.

Basados en estas definiciones se puede aseverar que en Cuba no existe gobernabilidad democrática.

En primer lugar, desde el punto de vista constitucional, ya está vetada la democracia; pues se prohíbe la existencia de cualquier otro partido que no sea el Partido Comunista, el que se encuentra por encima del Estado y del Gobierno.

El parlamento, nombrado Asamblea Nacional del Poder Popular, es renovado cada cuatro años, pero sin elección unos 600 escaños son nominados, y si bien se plantea que se “vota”, es como si fuera una ficción, porque que el individuo que se designe como candidato para ser “elegido” de hecho ya lo está.

A nivel municipal, se hacen elecciones dos veces al año, en este caso –al menos- en las asambleas de barrio se proponen los candidatos, aunque se sabe que todo está preparado para presentar como tal a aquellos que tienen la plena confianza del régimen y que de antemano han aceptado ocupar el cargo.

Y como si fuera poco, la Ley Electoral vigente establece que el Presidente es escogido de entre los miembros de la nomenclatura de la Asamblea Nacional, una vez que queda constituida, lo que permite ratificar que el pueblo no elige a sus mandatarios.

Se plantea que los candidatos no pueden hacer propaganda electoral, pero el régimen la hace por todos, con pancartas y otros medios llamando a participar en las “elecciones”. De igual forma nada se sabe de los candidatos, que no sea su biografía manipulada, porque no se permite tener contactos con ellos.

Aunque los miembros del gobierno son -al menos en principio- responsables de su gestión de los asuntos públicos ante el electorado, no tienen ningún poder y mucho menos los representa. En el caso particular de los delegados del barrio, su única solución es transmitir las preocupaciones que se plantean en las asambleas, que se realizan durante los períodos de mandato. El pueblo conoce que en la mayoría de los casos, los superiores no les dan ni respuesta. Esto hace que los representantes a ese nivel, se ridiculicen ante el electorado y pierdan credibilidad.

De igual forma no conocen, ni comunican al pueblo, el presupuesto del Estado asignado para resolver los problemas de sus respectivas comunidades. En la época “pre-revolucionaria” (antes de 1959) un alcalde municipal -de esos a los que se le atribuye la frase “tiburón que se baña y salpica”- no permitía que las calles y las aceras estuvieran en las condiciones actuales e incluso -aunque fuera amañado- daba cuenta del presupuesto y de los gastos que se realizaban contra el mismo.

Es muy difícil conociendo esta pequeña parte de lo que sucede en la isla, que se pueda defender que existe gobernabilidad democrática, que solo es posible como resultado de diferentes acciones tomadas por los que dirigen el país, tales como: el fortalecimiento de la sociedad civil; una evolución de la cultura política; un sistema económico correctamente orientado y que permita un crecimiento estable, que se sienta en los bolsillos de la población; y la posibilidad de que nuevos sectores sociales puedan integrarse al sistema productivo, para que con la diversidad se alcance una mayor eficiencia.

Además se puede decir que de la gobernabilidad democrática depende el poder del Estado para: mantener el orden público y el estado de derecho, poder regular el comercio y nutrir el presupuesto de la recaudación de impuestos, entre otros desafíos.

Durante más de medio siglo, el régimen se ha dedicado a sobrecargar las expectativas de la sociedad, la que es sometida al poder estatal. Al no existir competencia entre partidos, pluralismo de asociaciones y medios de comunicación de masas libres; se les facilita soslayar las obligaciones y responsabilidades contraídas con el pueblo; y se mantiene el aumento desproporcionado de poder sobre la sociedad y de minimización de la participación democrática, politizando de forma exagerada los temas en conflicto, para poder estabilizar la codicia del poder.

Se puede constatar por todos, a cualquier nivel, la insuficiencia de poder de intervención y la cada vez menor capacidad de dirección del aparato estatal, lo cual conlleva a que el Estado no sea capaz de responder eficazmente a las expectativas que siembra y a las exigencias materiales de la sociedad. Lo que se manifiesta, incrementando la falta de garantías de las libertades económicas y políticas.

Y aunque la democracia presupone la igualdad de todos los individuos, sin embargo la oposición interna no tiene reconocidos sus derechos políticos e incluso en la mayoría de los casos ni siquiera la posibilidad de trabajar; por lo que es hostigada, golpeada y llevada a prisión solo por pensar diferente; lo que justifican con peyorativos como: mercenarios, terroristas, vende patrias, cipayos, etc.

Entonces, se incumplen también las principales características de la gobernabilidad democrática: primero que todo la libertad individual, que proporciona a los ciudadanos el derecho a decidir y la responsabilidad de determinar sus propias trayectorias y dirigir sus propios asuntos; la igualdad ante la ley y el sufragio universal y la educación, de todos conocidos que solo es para los “revolucionarios”.

Es precisamente la Declaración Universal de Derechos Humanos, aprobada por la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en diciembre de 1948, de la que Cuba es firmante, que recoge los derechos civiles y políticos fundamentales que son violados por el régimen cubano tales como: los derechos de reunión, asociación, huelga y autodeterminación entre otros.

Ni el régimen cubano, ni las Organizaciones No Gubernamentales que están dirigidas por el propio sistema, a las que se les quiere llamar sociedad civil, ni los jóvenes que son cantera del Partido Comunista de Cuba, pueden en la VII Cumbre de las Américas hablar de gobernabilidad democrática, porque es algo que no existe en el país y que no se practica ante el pueblo.

LA PRIMAVERA NEGRA, EN PRIMERA PERSONA

martes, 17 de marzo de 2015

Los 12 que aún quedamos en Cuba no tenemos permitido viajar al extranjero. Por encontrarnos en licencia extrapenal, aun carecemos de un documento oficial que explique nuestra condición legal


Martha Beatriz Roque Cabello (foto tomada de Internet)

Martha Beatriz Roque Cabello (foto tomada de Internet)

LA HABANA, Cuba. -Cuando las personas narran los acontecimientos del pasado, dignos de memoria, están narrando Historia. El hecho político ocurrido durante la Primavera Negra de 2003, adquirió la importancia necesaria como para ser recordado.

Durante tres días, desde el 18 al 20 de marzo, fueron apresados muchos disidentes, pero de ellos quedaron en la prisión solamente 75. ¿Por qué la fecha? ¿Por qué el número? ¿Por qué estas personas?

No hay dudas que Fidel Castro hizo uso de sus conocimientos de estrategia y decidió llevar a cabo esta operación, con el fin de acabar con la oposición interna el mismo día en que George Bush, presidente de los Estados Unidos de América, decretaba la orden de atacar Irak. No obstante habría que recordar que el dictador iraquí Sadam Husein se caracterizaba –entre otros aspectos- por su cruenta represión a la oposición interna.

Castro pensó que el mundo iba a estar muy ocupado atendiendo a lo que estaba sucediendo en el suroeste asiático, para tomar en consideración el encarcelamiento de 75 “mercenarios”, como suelen llamarnos. Y apretó tanto la tuerca que le informó a la familia de tres de nosotros, incluyendo la mía, que iba a fusilarnos.

Las cosas no le salieron como imaginaba y la reacción no se hizo esperar, añadiendo la de algunos “amigos” de izquierda del régimen. No obstante, fuimos sometidos a juicios sumarios y la mayoría vio a sus defensores en el mismo momento de ser procesados. No obstante, Felipe Pérez Roque, entonces Ministro de Relaciones Exteriores, se esforzó en decir a la prensa que teníamos todas las garantías procesales, cuando la mayoría no conocíamos ni el tiempo de prisión que nos estaba solicitando la fiscalía.

Quizá el dictador, dentro de su táctica, pensó en usar un número múltiplo de 5, porque creyó que era posible cambiarnos por los espías. El cálculo le salió mal y tuvo como consecuencia la prisión de Alan Gross, con todos esos cargos inventados. Y es que él había prometido a sus soplones que regresarían, por lo cual necesitaba motivar al presidente Obama.

A pesar de ello, en un discurso, afirmó –con referencia al grupo- de forma textual: “No están todos los que son, ni son todos los que están”. Una acción que permitió crear dudas sobre cualquiera.

Han pasado 12 años desde esa desagradable fecha y, de manera coincidente, 12 miembros del grupo apresado en aquella oportunidad, estamos aún en Cuba. El resto fue rumbo al exilio por diferentes vías, con la excepción de tres fallecidos: Miguel Valdés Tamayo, Oscar Manuel Espinosa Chepe y Antonio Augusto Villareal Acosta.

Como hemos decidido seguir residiendo en Cuba, se nos aplica la ley y no podemos viajar al exterior del país, por encontrarnos todos en licencia extrapenal. Este limbo jurídico, ni siquiera nos garantiza que si –por desgracia- cuando terminemos nuestras sanciones está aún en el poder el régimen totalitario, podamos salir en libertad. Según lo establecido, los años que estemos bajo este estatus no cuentan en la condena.

Ninguno de los que nos mantenemos en el país tiene un documento oficial que explique nuestra condición legal. En numerosas ocasiones, por diferentes vías se ha solicitado al régimen, según está establecido en la ley, que se nos dé la libertad, según anunció –en la prensa oficial- el Cardenal Jaime Ortega Alamino, cuando fueron desterrados la mayoría de los miembros del grupo.

A finales de octubre de 2014, hice una carta al Ministerio de Justicia a nombre de los doce -y con la aprobación de cada uno de ellos- que no me fue respondida nunca, a pesar de lo que dice la Ley de la Administración Central del Estado, que obliga a la institución a contestar en 60 días. No obstante uno de nosotros fue citado muy reciente por el Tribunal, para informarle que no podía salir del país, lo que es extensible –sin duda alguna- a todos y cada uno.

Sin duda estamos pagando el castigo de querer vivir en nuestro país. Quizás algunos salgan al exilio de forma definitiva, por problemas personales, o simplemente porque no resistan la isla como cautiverio.

Los que quedamos, sequiremos siendo el hazme reír de los oficiales de la Seguridad del Estado, cada vez que nos arresten y hagan referencia a nuestra condición de presos, con la posibilidad de regresar a la cárcel, sin pasar ni por una estación de policía, lo que recuerda las tarjetas del juego de Monopolio que dicen: “Vaya a la cárcel sin pasar por Go”.

Estamos conscientes de que diplomáticos y personalidades de algunos países se han preocupado por nuestro caso; pero hasta ahora no hay resultados. Tampoco creo que esté entre las prioridades del régimen permitirnos salir al exterior y volver entrar al país. Estamos marcados por el hierro de su historia.


Gobierno prepara representantes de su supuesta sociedad civil para enviar a la Cumbre de Panamá, en un evento en Casa de las Américas y Casa del Alba




ForoLA HABANA, Cuba – El Foro de la Sociedad Civil Cubana, se llevará a cabo el el 17 de marzo en las salas Che Guevara y Manuel Galich, de la Casa de las Américas y en la Casa del Alba Cultural.

El régimen ha anunciado que más de 2 mil organizaciones y asociaciones forman parte de la sociedad civil, pero ninguna es disidente.

Esta actividad es preparatoria al Foro de la Sociedad Civil de la VII Cumbre de las Américas que se celebrará –-con la presencia por primera vez de Cuba– los días 10 y 11 de abril, en Ciudad Panamá.

El Foro servirá también para instruir a los delegados de la sociedad civil oficial, en cómo deben comportarse con la oposición, por si acaso pueden estar representada en Panamá.

El nombre del Foro a celebrarse en la Isla es “Pensando América”,  y la convocatoria se publicó en la plataforma comunicacional auspiciada por la Red en Defensa de la Humanidad. Ellos han informado que entre los objetivos de la reunión está formular recomendaciones y propuestas que serán presentadas en el Foro de Panamá, con la coletilla: “desde la perspectiva y experiencia revolucionaria”

;Qué se tratará en Panamá?

Se ha anunciado que se debatirán los 8 ejes temáticos correspondientes a los convocados en Panamá, ellos son: Gobernabilidad democrática, Participación ciudadana, Migración, Seguridad, Energía, Medio ambiente, Salud y Educación. Todos estos temas están agrupados en uno: “Prosperidad con equidad: el desafío de cooperación en las Américas”.

En el Foro cubano se constituirán 4 grupos y al final expondrán los resultados en una sesión plenaria. Cada organización puede inscribir tres representantes.

Se ha planteado –oficialmente– que este será un espacio propicio (y no precisamente un Espacio Abierto) para destacar el carácter solidario y humano de la sociedad cubana y su cooperación con los pueblos del mundo. También se denunciarán las agresiones perpetradas contra el pueblo cubano (sin dudas por el imperialismo yanqui) y el impacto del bloqueo económico, comercial y financiero impuesto a la isla por los Estados Unidos de América, desde hace más de medio siglo.

Pero con este enfoque “revolucionario”, para nada se hablará del “bloqueo” que le tiene el régimen totalitario al pueblo de Cuba; así como la situación de crisis social, económica y política en la que desarrollan sus vidas los ciudadanos de este país.

Seguro se hablará también de los “cambios” propiciados después del VI Congreso del Partido Comunista, pero se usará esa palabra y no se dirá que solo constituyen el restablecimiento de algunos de los derechos que se le han quitado al pueblo. No obstante, tampoco informarán que aunque cualquier ciudadano promedio puede viajar, comprar un auto, comprar una casa, hospedarse en un hotel, entre otras “aperturas”, ningún trabajador que gane 20 cuc (peso cubano convertible) al mes, puede aspirar a hacer uso de estos derechos que le habían sido arrebatados, como siempre por causa del imperialismo.

Una Cumbre imprevisible

Ni para los mejores analistas políticos está claro cómo se va a desarrollar la VII Cumbre de las Américas, dada la situación existente en estos momentos entre Venezuela y los Estados Unidos de América; la presencia de países izquierdistas que respaldan la ya dictadura venezolana y los esfuerzos que hace el régimen cubano para quedar bien con Dios y con el diablo.

Por ello se le puede dar una lectura de balance, al hecho de celebrarse un concierto en apoyo a Venezuela en la escalinata de la Universidad de La Habana y no en el conocido “Protestódromo”, que está frente a la Oficina de Intereses de los Estados Unidos de América, lo que entraría en contradicción con la presencia en la isla de Roberta Jacobson, para llevar a cabo la 3era ronda de conversaciones, con el fin de restablecer las relaciones diplomáticas entre ambos países.

La oposición interna, dividida como siempre, no se ha proyectado en tener su propia reunión para aunar criterios, por si existiera la posibilidad de que una representación acudiera a la cita de Panamá.  Sería para todos beneficiosos –incluyendo a la nación cubana– que se obviaran aspectos de discordia entre los opositores y que se sentaran en la mesa de análisis para debatir los 8 puntos planteados por la Cumbre.

De otra forma, cada cual llegaría allí con su propia agenda, sin respetar los aspectos que se han señalado discutir; porque de manera general, todos están llenos de dolor por la forma excesivamente autoritaria con que el régimen nos trata, somos una sociedad civil multiplicada por cero; pero sería bueno que con nuestro propio esfuerzo, nos eleváramos a alguna potencia. Solo es necesario respetarnos y ser tolerantes. Ahí queda el reto.

UNA LÁPIDA PARA LAURA POLLÁN

miércoles, 11 de marzo de 2015

Una mujer que tanto luchó por la libertad de los presos políticos, que sufrió represión y que lideró a las Damas de Blanco, merece un sepulcro a la altura del respeto y admiración que se le tiene


Lugar donde fue sepultada Laura pollán (foto cortesía del autor)

Nicho donde fue sepultada Laura pollán (foto cortesía del autor)

La Habana/ 11-3-2015

Hay temas que resultan escabrosos de tratar, porque pueden ofender a algunas personas, sin ser ese el objetivo. Pero cuando afectan a todos, es necesario saltar por encima de cualquier barrera, inclusive en momentos como este, en que hay situaciones de mucha tensión alrededor del asunto.

Es por eso que para mí es importante dejar claro que no pretendo inclinar la balanza para ningún lugar, simplemente dar a conocer una realidad de la que supe y me consternó durante el tiempo que duró ratificarla. Una vez confirmada, me hizo sentir mucho dolor. Estoy segura de que le dolerá a muchos igualmente.

Un amigo extranjero, que al parecer hizo un recorrido por a lo largo del país, me dijo que había estado en Manzanillo, provincia de Granma, en la tumba de Laura Pollán. Él confesó sentirse desolado, porque la había conocido y tenía un criterio magnífico de esta valiente mujer; me dijo que no podía creer que ni siquiera una lápida con el nombre de ella había en el sepulcro donde fue enterrada.

Explicó -con mucho detalle- que había ido por la Carretera del Cementerio en este pueblo oriental, y que, al llegar, giró hacia la derecha. A la mitad del camposanto estaba el nicho. En varias ocasiones le insistí en que podía estar equivocado y me dijo que no, que estaba seguro, porque además de la fecha pintada, estaban las iniciales L.I.P.T. (Laura Inés Pollán Toledo).

En la primera oportunidad que tuve, contacté a comunicadores comunitarios de la localidad y les pedí que fueran a la tumba; aunque en nuestra conversación ellos me confirmaron que lo sospechado era cierto, y añadieron además que se vieron imposibilitados de asistir al entierro de sus cenizas, recordando inclusive que fue un día de lluvia.

(foto cortesía del autor)

(foto cortesía del autor)

Hasta que tuve en mis manos las fotos del panteón, no creí lo que me estaban contando. Y es que esta mujer que tanto contribuyó a la libertad de los presos del Grupo de los 75, liderando el movimiento de las Damas de Blanco; que supo poner en alto -en las calles de La Habana- el nombre de la oposición interna y que además fue objeto de innumerables golpizas por parte de las Brigadas de Respuesta Rápida, dirigidas por la policía política; merece todo nuestro respeto y admiración.

Laura brindó su casa para la sede de las Damas de Blanco, recibió incontables mítines de repudio y supo alentar a las mujeres para que siguieran el camino de lucha de sus esposos y otros familiares presos durante la Primavera Negra. A su alrededor y de otras figuras que también se destacaron, se aglomeraron las llamadas Damas de Apoyo, todas tomaron en sus manos un gladiolo como emblema, para demostrar, no solo al pueblo cubano, sino al mundo entero que luchaban con amor y paz.

Ella es un símbolo de la democracia a la que tantos aspiramos y es necesario que reparemos este error en la historia.

Fuente: Cubanet.org



LA SEGURIDAD DEL ESTADO DETRÁS DE ETECSA

lunes, 2 de marzo de 2015



Foto tomada de Internet

Foto tomada de Internet

LA HABANA, Cuba. -Las comunicaciones son algo preocupante para el régimen. La mano oculta -y a veces no tan oculta- de la policía política está detrás de los servicios de ETECSA (Empresa de Telecomunicaciones de Cuba S.A.). Cuando lo estiman conveniente, por cualquier razón de “Seguridad del Estado”, suspenden el servicio telefónico, tanto para los números fijos como para los celulares.

Buscando perjudicar a los opositores, emplean diferentes tácticas, como la de cortar la posibilidad de recibir y efectuar llamadas. En el caso de los teléfonos fijos, dejan hasta el tono de discar, pero cuando se marca un número se mantiene el tono, o en otras ocasiones te permiten “embullarte” y al tercer o cuarto dígito empieza a sonar ocupado.

En el caso de los celulares, ETECSA utiliza el método de retirar la posibilidad de recibir y ejecutar llamadas. Como no han podido bloquear el servicio de “sms” (mensajes de texto), es por eso que han comenzado a utilizar otro método conmigo más “innovador”, mantener el celular fuera del área de cobertura.

Ha sido una especie de castigo, por haber transmitido el 22 de febrero pasado por Twitter la situación de las Damas de Blanco, cuando fueron reprimidas, golpeadas y arrestadas.

Celular fuera del área de cobertura

La posibilidad de obtener tres líneas por usuario, me permitió sacar una segunda línea además de la que uso regularmente, para colocarla en un teléfono celular viejo, “no inteligente”. Lo hice con el fin de, en un momento de apuro, utilizarla como emergencia. Pero de forma desafortunada, esta segunda línea también fue bloqueada.

Llamé al Servicio al Cliente de ETECSA, con la intención de quejarme y de buscar solución. La operadora me dijo que el “bloqueo” era debido a que la antena interior del teléfono no recibía la señal. Me comunicó que tenía que dirigirme a un Punto de la Empresa.

Para tener elementos tomé prestado varios celulares de amistades que sí tenían servicios y al ponerles mi tarjeta SIM quedaban sin servicio. También probé lo contrario, tomé las tarjetas SIM de estas personas y las puse en mis dos teléfonos, el “smartphone” y el “bruto”; en ambos dispositivos el servicio funcionaba perfectamente.

Llena de paciencia, llamé al nuevamente al Servicio al Cliente. La persona que respondió el teléfono dijo: “La atiende Odilia”. Después de explicarle lo que me pasaba, me informó que no podía reportarme el teléfono, porque a ella mi cuenta le aparecía en su computadora sin ningún reporte de problemas en el servicio. No me quedó mas remedio que esperar que la policía política quisiera o se acordara de restablecerlo.

El mal trabajo de ETECSA como añadido

tarjeta-nauta para conexión a internet en Cuba_archivo

tarjeta-nauta para conexión a internet en Cuba_archivo

Estas situaciones no sólo la padecen los disidentes. El pueblo en general sufre por el mal servicio que presta “Nauta”. A veces, los mensajes enviados no salen de los celulares, porque, según ETECSA, no funciona el servidor de salida del dispositivo.

Así las cosas, el gobierno de Estados Unidos de América está hablando de un acuerdo de servicios para la operación de telecomunicaciones con la compañía IDT (Domestic Telecom Inc.) y la fachada represiva política que representa ETECSA, para permitir la interconexión directa con Cuba.

Si después del reciente discurso de Miguel Díaz Canel, en la clausura del 1er Taller Nacional de Informatización y Ciberseguridad sobre la posibilidad de tener internet en las casas, esto llegara a suceder, el derecho de todos a Internet, según planteó, supone deberes en relación con su uso adecuado y conforme a la ley y supone también la responsabilidad de velar por la defensa del país y su integralidad.

Este idioma virtual, al que acostumbra el régimen, traducido al español quiere decir que los que disentimos, y el pueblo en general, no podremos tener acceso a ningún sitio que el régimen estime que agrede a la “Revolución”.

Si éste es el presente, inventar cada día una nueva forma de represión, demos por seguro entonces que el futuro de las telecomunicaciones en Cuba no brindará todas las ventajas que algunos piensan. Aunque algo es siempre más que nada.

Seguidores

Sigue a Martha Beatriz en Twitter @marthabroque

Desde Cuba en defensa de la Libertad

Desde Cuba en defensa de la Libertad

Martha Beatriz Roque

Martha Beatriz está en Facebook- Hazte partidario

Quién es Martha Beatriz Roque

La economista cubana Martha Beatriz Roque Cabello es fundadora del Instituto de Economistas Independientes de Cuba y líder de la Asamblea para Promover la Sociedad Civil.
Martha Beatríz Roque fue arrestada por segunda vez durante la más reciente ola represiva desatada por el régimen castrista en marzo del 2003 y fue la única mujer condenada a 20 años de prisión y confinada a la Prisión de Mujeres “Manto Negro” en La Habana, en una celda aislada de máxima seguridad. Después de meses sin recibir asistencia médica para sus problemas de salud incluyendo mareos, parálisis en el lado izquierdo del cuerpo, dolores en el pecho, desorientación, vómitos, diarrea, y sangramientos por la nariz y gracias a la presión internacional, fue finalmente transferida al Hospital Militar Carlos J. Finlay en La Habana en agosto del 2003, donde le diagnosticaron diabetes, y otros problemas. Finalmente fue liberada mediante un alta médica el 22 de julio de 2004 . Actualmente vive en su domicilio con "Licencia extrapenal por motivos de salud", pero sobre ella continúa vigente la condena de 20 años de prisión.Este Blog ha sido creado para publicar toda la información, artículos, denuncias y reflexiones que a riesgo de su propia vida siguen saliendo desde su mesa de trabajo en La Habana- Cuba.

Buscar este blog

Cargando...

Atribuciones

Archivo del blog

Ultimas Noticias de la RCCC

Reportaje a Martha Beatriz